MORFOLOGÍA DEL SCHNAUZER · ESTUDIO TÉCNICO

El estudio de las formas características de un animal nos lleva a poder incluirlo dentro de una especie ó raza determinada la cual hemos definido según un ideal, es decir el "Standar Racial". Cuanto más precisemos el Standar mejor podremos identificar a los ejemplares sobresalientes de la raza con el fin de intentar perpetuar sus características mediante un acertado programa de cría y selección.

El estudio del Schnauzer lo dividiremos en: Cabeza, Cuello, Tronco, Extremidades, Movimiento, Talla y Manto (Pelo).

-

CABEZA


Robusta con el occipital poco marcado. Va afinándose desde los ojos gradualmente hasta la punta de la nariz, con un hocico troncocónico que termina en un cono moderadamente truncado y en una trufa negra de borde superior redondeado pero sín dar la impresión de un hocico fino. La longitud total desde la punta de la trufa hasta la punta del occipital guarda una relación con la longitud de la línea superior (cruz a nacimiento del rabo), de 1:2. En el momento actual de cría, buscando perros de tronco corto y ceñido, manteniendo una cabeza larga, la proporción cabeza-línea superior 1:2 en muchos ejemplares sobresalientes de la raza no siempre es exacta porque tienden a tener la cabeza algo mas alargada. Se considera pues defecto una cabeza corta y pesada.

El stop (salto fronto-nasal) se nota a través de las cejas y está situado en el punto medio de la trufa al occipital, de manera que la longitud del hocico y la del cráneo son iguales.

El Schnauzer pertenece al grupo de perros "dolicocéfalos" los cuales presentan una cabeza alargada en la que prevalece la longitud total de la misma sobre su anchura. Esta relación se plasma en un índice cefálico total preciso, entendiendo:

ÍNDICE CEFÁLICO TOTAL = Anchura de la cabeza x 100 / Longitud de la cabeza.
ANCHURA DE LA CABEZA = Distancia entre arcos zigomáticos.
LONGITUD DE LA CABEZA = Distancia del borde anterior de la trufa al occipital.

Este índice no debe ser superior a 50. Un índice mayor de 50 nos indica un cráneo demasiado ancho que puede configurar una cabeza pesada. Índice menor de 48 nos indicaría una cabeza demasiado estrecha o demasiado larga.

Una buena cabeza debe estar proporcionada a la corpulencia del perro, y en particular con la altura a la cruz, la longitud de la cabeza debe ser unos 2/5 de la altura a la cruz.

Otra medida importante que nos define también una correcta cabeza es la altura lateral del cráneo con relación a la altura lateral del hocico, esto es consecuencia de la existencia del stop fronto-nasal, la prácticamente inexistencia de stop con líneas craneofaciales continuadas nos dariaa una cabeza de perfil afilado, totalmente atípica y que recuerda al Terrier, a pesar de que se mantenga un correcto índice cefálico y una buena proporción longitud de cabeza y altura a la cruz. Por lo tanto vista de lado la cabeza del Schnauzer debe presentar perfiles rectilíneos con las líneas craneal y del hocico paralelas, no continuadas, ni divergentes (caso típico como la altura excesiva de arcos superciliares), ni convergentes (que nos darían una trufa elevada).

La parte superior del cráneo debe ser plana y sin arrugas, completando la idea de una cabeza sólida que con el complemento de las barbas nos da una imagen rectangular y paralelepipédica.

Resumiendo:


El cráneo y el hocico deben tener la misma longitud (proporción 1/1), siendo defecto grave no sólo los hocicos cortos sino también los hocicos excesivamente largos respecto al cráneo.

Vista lateralmente, la altura de la caja craneana debe ser algo mayor que la altura del hocico a nivel de su arranque, lo que garantiza la existencia del stop característico de la raza.

El eje del cráneo y del hocico deben ser paralelos.

La parte superior del cráneo debe ser plana, y sin arrugas.

La anchura de la cabeza entre los arcos zigomáticos no debe ser superior a la longitud del cráneo.

La zona lacrimal no debe ser deprimida o hundida bajo los ojos, lo que nos daría una imagen de hocico afilado.

-

OJOS


Deben ser oscuros, de forma oval y en posición semilateral. Dicha posición se precisa considerando el ángulo formado por el eje mayor del óvalo del ojo y el eje longitudinal de la cabeza, dicho ángulo debe ser de 25-30º.

Una cabeza demasiado ancha conlleva unos ojos demasiado distanciados. También es defecto unos ojos demasiado juntos con lo que se pierde nobleza en la expresión.

Los párpados deben estar adheridos al globo ocular, sin dejar ver la conjuntiva siendo defecto pues el entropión y el ectropión.

El ojo del schnauzer es más apreciado cuanto más pigmentado sea, admitiéndose hasta un marrón castaño no muy claro.

Se considera también defecto grave el ojo muy grande, y/o saltón.

-

OREJAS


De inserción alta, cortadas iguales y llevadas erguidas. Las orejas no cortadas deben tener una forma de V invertida con la punta ligeramente redondeada, caídas mediante un pliegue medio y llevadas con el borde anterior contactando con el masetero, cuando el perro esta en atención. Es defecto la inserción baja, las orejas mal amputadas y el porte semierguido que recuerda a un Terrier, así como echadas hacia la frente.

-

DENTADURA


Completa (42 dientes), blanca, potente y cierre en tijera. Se considera pues defecto la ausencia de una pieza dentaria y una oclusión dental (cierre) distinta de la tijera perfecta.

Según acuerdos de la I.S.P.U. (Asociación Internacional de Clubes de Pinscher y Schnauzer) la no-erupción de un primer premolar inferior (P 1 inf.), por encontrarse dentro de la encía, no hay que considerarlo defecto excluyente aunque puede descender un grado la calificación a criterio del Juez.

-

CUELLO


Forma troncocónica, con la base más ancha hacia el tronco, bien implantado sin haber discontinuidad en su contacto con la cruz. Noblemente arqueado en la nuca. Ni corto ni grueso, en armonía con la longitud de la cabeza y el dorso. La piel de la garganta debe estar bien pegada, sin presentar papada. También es defecto el llamado "cuello de ciervo" (cuello en "S").

-

TRONCO


De anchura media, sección transversal ovalada, costillas bien descendidas llegando el esternón hasta debajo de los codos.

Antepecho desarrollado y prominente ya que el manubrio esternal sobresale hacia adelante de la línea de articulación escápulo-humeral y debe estar situado más alto que ésta.

El tórax debe ser pues descendido pero también es preciso que tenga una buena amplitud para dar cabida apropiada a los órganos torácicos. La medida de la capacidad torácica la encontramos en el perímetro torácico, el cual se mide con una cinta métrica uno o dos dedos detrás de los codos, a nivel aproximado de la 6ª u 8ª costilla.

Según diversos autores estudiosos de la Cinotécnica (Donmanget, Pinget, Bommier... ) un perro con buena condición atlética como es el Schnauzer, debe tener unos 12/15 cm más de perímetro torácico que altura en la cruz, según el tamaño del ejemplar.

El Stantard precisa que la longitud total del tronco, tomada desde la punta del manubrio esternal hasta la punta del isquión, debe ser igual a la altura en la cruz, y la distancia del último arco costal al anca debe ser breve, es decir, la mitad como máximo que del último arco costal a la punta del manubrio esternal. Todo ello nos da un aspecto ceñido del perro, por lo tanto visualmente el perro de perfil presenta una zona renal corta, necesaria para un buen movimiento.

La cruz es el punto que coincide con las primeras vértebras dorsales y la base del cuello. Está formada por las apófisis de las cinco primeras vértebras torácicas y el borde superior de las escápulas. Debe ser un poco más alta que el dorso, en conjunción con la línea del cuello dándonos así un perfil elegante e indicándonos además una escápula suficientemente oblicua, precisa también para un buen movimiento. Si la escápula fuera muy vertical nos elevaría y adelantaría la cruz lo que produce una línea superior muy recta y descendente.

El dorso debe ser recto, firme, suavemente descendente y abarca desde la cruz al principio de la zona renal. Se considera defecto el dorso hundido o ensillado (lordosis), y el dorso encarpado (cifosis).

La zona renal debe ser corta; si es así el perro dará la impresión de compacto. Se considera defecto que sea larga, sobre todo porque puede aumentar la longitud del perro ó desequilibrar sus proporciones.

La grupa no debe ser recta sino suavemente redondeada y de longitud proporcionada a la zona renal y al dorso. Se considera defecto la grupa plana y muy corta.

El rabo se amputa no más allá de la tercera vértebra; debe ser de inserción alta y de porte levantado. Se considera defecto la cola de "liebre"(echada hacia, o sobre la grupa), la cola "en antena" típica de las grupas planas y la llevada como un Terrier. La tendencia actual en varios países de Europa es no amputar el rabo. En este caso todavía hay alguna controversia sobre la forma correcta del rabo no amputado. La opinión general es que en atención debe llevarse erguido, ligeramente curvo sin enroscarse sobre el lomo ni desviarse lateralmente.

La línea superior debe arrancar de una cruz elevada, desciende suavemente por la línea dorso-lumbar para acabar en una grupa ligeramente redondeada y en un rabo de inserción alta y de porte erguido. No debe ser tensa como una cuerda lo que se considera defecto además de no resultar estético en el Schnauzer.

La línea inferior se eleva gradualmente hacia un abdomen moderadamente retraído; si fuera excesivamente retraído nos daría una imagen agalgada que es considerada defectuosa.

-

EXTREMIDADES


Son las encargadas de realizar la locomoción y de la dirección correcta de los diferentes radios óseos que las forman así como de las angulaciones que existan entre ellos dependerá en gran medida que el animal tenga o no un buen movimiento.

Los "aplomos" consisten en la relación que tienen las extremidades con unas líneas verticales imaginarias y perpendiculares al suelo, que trazamos desde la cruz y el hombro para la extremidad delantera y desde la punta de la nalga (punta del isquión) al suelo, para la extremidad trasera. Para unos aplomos correctos esas líneas deben pasar por unos puntos determinados de la anatomía del perro, tanto si miramos al perro lateralmente, de frente o por detrás. Debemos tener en cuenta que las desviaciones de las extremidades respecto a las líneas de aplomo ideales se deben en muchos casos (no siempre) a compensaciones de defectos estructurales que el organismo efectúa para poder estar cómodo en estación ó efectuar el movimiento de la mejor forma posible, por ejemplo unos pies delanteros con los dedos dirigidos hacia dentro pueden equilibrar unos codos dirigidos hacia fuera, o unos corvejones hacia adentro pueden equilibrar unas rodillas hacia fuera. Los aplomos en el cachorro evolucionan con el crecimiento y son una de las características estructurales mas influenciables por una buena o mala crianza.

-

EXTREMIDAD ANTERIOR


Los miembros anteriores deben ser rectos y bien aplomados dando la impresión vistos desde todos los ángulos de soportes fuertes del tronco, de buen grosor como consecuencia de un hueso robusto y una musculatura desarrollada.

Las líneas de aplomo lateral correcto de la extremidad delantera pasan por cruz, punta del codo y parte posterior del pie y otra desde la punta del hombro baja hasta tocar el suelo ligeramente delante de la punta de los dedos.

El aplomo frontal arranca de la punta del hombro y discurre por el centro el antebrazo y toca el suelo entre los dedos centrales.

Las extremidades anteriores soportan los dos tercios del peso del cuerpo, por lo tanto deben presentar una sólida estructura.

La estructura ósea que forma cada uno de los miembros anteriores está constituida por la escápula (hueso plano que forma la base de la espalda), el húmero (brazo), cúbito y radio, (antebrazo), carpo, metacarpo y dedos, (cuatro dedos de apoyo, ya que el primero e interno está retraído y no contacta con el suelo).

La escápula es oblicua, forma con la horizontal un ángulo de 45-50º y cuando hablamos genéricamente de "angulación delantera" hablamos del ángulo de la escápula con el húmero que debe ser de 95-110º.

El húmero debe tener una inclinación respecto a la horizontal de unos 60-70º.

El cúbito y radio deben ser rectos y en aplomo, conformando un antebrazo ni muy corto ni muy largo respecto del tamaño del perro.

El carpo (la muñeca) debe ser fuerte.

El metacarpo es continuación del carpo, debe ser poco inclinado y correctamente aplomado. Un metacarpo muy inclinado implica que el aplomo lateral del miembro delantero no sea correcto, dando lugar a un pie "pando". Un metacarpo muy recto también altera el aplomo dando rigidez al paso.

Los dedos, que conforman unos pies redondos ("de gato"), están bien juntos y arqueados, con uñas y almohadillas oscuras y resistentes en todos los tamaños y colores de Schnauzer. Son defectos el pie alargado ("de liebre"), los dedos abiertos, los dirigidos hacia fuera (aplomo llamado "izquierdo" ó "zambo") y hacia dentro (aplomo "estevado").

-

EXTREMIDAD POSTERIOR


Debe presentar una fuerte musculatura. Su estructura ósea esta formada por el fémur (muslo), la tibia y peroné (pierna), el tarso (corvejón), metatarso y dedos. Una justa inclinación del fémur y de la tibia juntamente con un metatarso vertical, es indispensable para un aplomo correcto y conseguir un buen movimiento con un paso suelto y con empuje.

La línea de aplomo lateral arranca de la punta de la nalga (punta del isquión) y, descendiendo perpendicularmente, tocará la punta de los dedos, o en todo caso, quedara un poco delante de los mismos, con el metatarso perpendicular al suelo y paralelo a dicha línea de aplomo.

Vista por detrás, el aplomo de la extremidad posterior debe seguir la vertical desde el isquión al suelo, pasando dicha línea por la punta del corvejón y por tanto ambos metatarsos serán paralelos. Son defectos las desviaciones de los corvejones hacia dentro (corvejones de vaca) o hacia fuera (corvejones en tonel).

El ángulo del corvejón, de unos 130-140º, viene determinado por la inclinación de la tibia respecto a la horizontal (unos 40º) y por la posición vertical del metatarso. Si la tibia esta muy inclinada por ejemplo, si es mas larga de lo normal, el metatarso se alejan posteriormente de la línea de aplomo vertical, diciéndose que el perro esta "fuera de sí posteriormente".

Si la tibia esta poco inclinada, el ángulo del corvejón será muy abierto, mayor que 140º, y el metatarso tendera a colocarse dentro de la vertical del aplomo, dando un aplomo "dentro de sí posteriormente".

Otro aspecto importante es la longitud del metatarso, el cual constituye una palanca para transmitir el impulso en el movimiento.

Si el metatarso es demasiado largo o demasiado corto se producirá una mala transmisión de la potencia. Con unos aplomos correctos la longitud del metatarso y la angulación del corvejón son proporcionados.

Los pies posteriores tienen 4 dedos, bien arqueados, juntos, forma redondeada (de gato) con uñas y almohadillas oscuras y resistentes (para todas las variedades de Schnauzer).

No deben existir espolones en la extremidad posterior, en el caso de que nazcan con ellos se les debe amputar recién nacidos.

-

MOVIMIENTO


El movimiento es la expresión funcional de la estructura del perro. Un buen movimiento en el Schnauzer debe ser armónico potente y al tiempo elegante, manteniendo una línea superior firme. De entre los tres tipos de movimiento que posse el perro (paso, trote y galope) es en el trote donde se pueden observar mejor las cojeras y los movimientos anormales. En el trote el terreno que cubre en el movimiento el tren delantero y el posterior de ser similar y de buena amplitud.

El movimiento al trote de frente y posterior a ritmo no rápido, debe ser paralelo sin sacar los codos, cruzar ó juntar las manos (pies delanteros) ni juntar o separar de la vertical los metatarsos ni cruzar los mismos. La escasez de angulaciones, produce un movimiento que cubre poco terreno, si además de escasas las angulaciones no son compensadas pueden producirse en el trote elevaciones de las extremidades delanteras de una forma rígida "pataleando en exceso sin cubrir terreno", saltos del cuarto posterior, sobrepisadas de las extremidades traseras sobre las delanteras, etc...

Es defecto importante la "ambladura", tipo de paso que consiste en mover a la vez las extremidades del mismo lado lo que produce un movimiento bamboleante ( paso de camello).

-

TALLA


Se mide en la cruz y existen tres tallas en el Schnauzer:

- MINIATURA: de 30 a 35 cm.

- MEDIANO: De 45 a 50 cm.

- GIGANTE: De 60 a 70 cm.

El standar no precisa diferencias entre machos y hembras.

-

MANTO (PELO)


Inicialmente, la textura del pelo fue lo primero que diferencio al hoy llamado Schnauzer del resto de los Pinscher. Se le llamó "Pinscher de Pelo Duro", diferenciándose 3 tallas con las mismas características respecto al pelo.

El termino "Schnauzer"se refiere en alemán a un perro barbudo y cejudo y fue utilizado desde mediados del Sec. XIX para designar al "Pinscher de Pelo Duro". La palabra Schnauzer y otras que hacen referencia a la parte más espectacular del Pinscher de Pelo Duro, su barba y cejas, como son "Schnauz", "Schnauzel", "Schnautzli"... fueron utilizadas para dar nombre a muchos ejemplares, terminándose por adoptar el nombre para designar a la raza oficialmente en 1907 con la creación del "Bavarian Schnauzer Klub" el cual, en 1921 se unió al "Pinscher Klub" (1895) que agrupaba todas las variedades de Pinscher, formándose el actual "Pinscher Schnauzer Klub" que es propietario del Standard Racial.

No podemos olvidar pues, que la textura del pelo y el crecimiento del mismo en unas zonas determinadas definió a la raza:

En algunos ejemplares con una textura de pelo excelente, la barba, cejas y pelo de las patas puede tardar mucho en crecer, incluso necesitar algún cuidado especial para ello.

-

TEXTURA


La textura deseada en el pelo del Schnauzer consiste en un pelo de cobertura duro, espinoso, "de alambre", sin rizos ni ondulaciones y un subpelo lanoso y fino, el pelo debe ser duro en el cuerpo y en carneo , barba y patas. En la frente y en las orejas es algo mas corto.

La calidad del pelo en muchas ocasiones es mejorable mediante un adecuado "stripping", que favorece la salida de pelo mas duro.

-

COLOR


A partir del standard del año 1925, solo se admitían dos colores para los tres tamaños del Schnauzer, el Negro Puro y el Sal y Pimienta. Esto se mantuvo durante muchos años, hasta que el año 1976 se admitió oficialmente el color Negro y Plata para el Miniatura, y últimamente en 1993 el color Blanco también en el Miniatura.

Es decir en el estándar oficial de la F.C.I. (Federación Cinológica Internacional) se admiten actualmente los siguientes colores según los tamaños:

- Schnauzer Gigante: Negro, Sal y Pimienta

- Schnauzer Mediano: Negro, Sal y Pimienta

- Schnauzer Miniatura: Negro, Sal y Pimienta, Negro y Plata, Blanco

Teniendo en cuenta que oficialmente no se pueden cruzar tamaños y colores, nos encontramos con ocho razas de Schnauzer que se crían por separado y compiten en exposiciones por separado.

- Color Negro: Negro Puro, sin reflejos rojizos o manchas

- Color Sal y Pimienta: Consiste en un tono general más ó menos gris que es producido porque el manto piloso del perro esta formado por pelos bicolores en Negro y Blanco, es decir cada pelo presenta zona blanca y zona negra alternativamente. Es de desear que los pelos "Sal y Pimienta" estén distribuidos uniformemente por todo el cuerpo, con un subpelo lanoso de color gris. Se admiten los tonos que van del gris-hierro oscuro al gris-plateado siendo más apreciada la tonalidad media.

Siempre debe existir una mascara oscura que fundiéndose armoniosamente con la tonalidad del manto nos destaque la expresión del perro.

Es defecto grave la ausencia de "pigmentadura", es decir de pelos bicolores, aunque exista un color gris por la presencia de pelos blancos y negros pero no bicolores.

No son deseables las manchas blancas en la cabeza, pecho ó miembros, sobre todo con un tono muy oscuro ó muy claro de gris en el cuerpo, porque nos daría una imagen atípica del "Sal y Pimienta".

Color Negro y Plata: Básicamente negro puro con manchas de color plateado en cejas, garganta, mejillas, barbas, parte anterior del pecho, metacarpo, pies anteriores y posteriores, cara interna de estos últimos, alrededor del ano. La frente, la nuca, y la parte exterior de las orejas son negras.

El color plata de las manchas es él mas buscado, porque en muchas ocasiones es mas bien blanco.

Al nacer los Schnauzers Negros ó Sal y Pimienta pueden tener una pequeña mancha de color blanco en el pecho que va haciéndose menos visible al crecer el cachorro.

Color blanco: Blanco puro con mucosas, trufa, párpados, almohadillas y uñas de color negro y los ojos igual de oscuros que en los otros colores.



DARIO CASTRO
Veterinario
Juez especialista internacional de Schnauzers

Ultima Revisión: 7 de Mayo de 2012 · Madrid · España (Spain) · (00 34) 627 46 07 04 · barbadura@barbadura.com · Síganos en facebook